Deportes

|

Independiente 2 - Banfield 2: Sigue haciendo historia en el Federal C

 

 

Independiente (San Cayetano) 2

Banfield (Mar del Plata) 2

1 – Nicolás Báez

1 – Mariano Rando

2 – Jesús Robles

2 – Natanael Esquivel

3 – Francisco Roque

3 – Joaquín Asención

4 – Diego Alvarez

4 – Manuel Sosa

5 – Diego Hidalgo (Capitán)

5 – Juan Ignacio Briones

6 – César Espende

6 – Enrique Parra

7 – Elián Abdala

7 – Maximiliano Andrade

8 – Santiago Vásquez

8 – Carlos Roselli

9 – Brian Cortadi

9 – Luis Juárez

10 – Santiago Giuntini

10 – Luciano Brosso

11 – Maximiliano Ciarniello

11 – Damián Riveira Romero

DT: Damián García

DT: David Mariscal

12 – Matías Quinteros

12 – Braian Ramil

13 – Iván Smoulenar

13 – Leonel Belagardi

14 – Lucas Muñoz

14 – Franco Montes

15 – Enzo Vértiz

15 – Fernando Guiñazú

16 – David Moreno

16 – Gonzalo Mackencie

 

Arbitro: Alejandro Krieger

 

Goles:

PT: 5’ Abdala (I - penal), 39’ Abdala (I) y 40’ Brosso (B - penal).

ST: 30’ Brosso (B - penal).

 

Amonestados: 5’ Asención (B), 23’ Riveira Romero (B) y Juárez (B), 31’ Vértiz (I), 45’ Hidalgo (I), 60’ Vásquez (I) y 61’ Esquivel (B).

 

Expulsados: 26’ Sosa (B), 89’ Vértiz (I) por doble amonestación y 91’ Moreno (I).

 

Cambios:

31’ Vértiz x Giuntini (I)

40’ Montes x Asención (B)

54’ Guiñazú x Juárez (B)

62’ Moreno x Abdala (I)

74’ Mackencie x Riveira Romero (B)

87’ Smoulenar x Alvarez (I)

 

 

Independiente consiguió el ansiado pase a la tercera fase del Torneo Federal C al empatar como local 2 a 2 frente a Banfield de Mar del Plata en un partido cargado de nerviosismo que marcó el hito de ser la primera vez que el club llega tan lejos en este tipo de competiciones.

El conjunto de Damián García tuvo todo para definirlo en la primera mitad pero no supo cómo resolverlo y jugando con un hombre de más casi 60 minutos, cometió muchos errores, sufrió más de la cuenta y terminó festejando la clasificación con nueve jugadores en cancha.

El “chimango” había conseguido una muy buena victoria como visitante hace unos días en cancha de San Lorenzo de Mar del Plata, por lo que en la tarde nubosa de hoy le alcanzaba con administrar los tiempos y la pelota para que el desgaste lo hiciera el “taladro”. Y a los cinco minutos, cuando nada había sucedido en el Juan Bautista Marlats y los equipos aún intentaban imponer su juego, un centro sin peligro se transformó súbitamente en un tonto penal por mano que Elián Abdala, pateando a la izquierda de Mariano Rando, cambió por gol para desatar el delirio de la hinchada local.

 

 

La línea de tres que utiliza Mariscal era poco para contener a los delanteros y volantes de Independiente, que por izquierda y mediante las triangulaciones de Francisco Roque y Maximiliano Ciarniello con el delantero que anduviera por ahí, lograban incomodar a la última línea marplatense.

A los 14 minutos Abdala cruzó el área de izquierda al centro para cederle la pelota en el momento justo a Diego Hidalgo, quien entrando por el medio remató a quemarropa, pero el arquero salvó su arco del segundo.

Banfield, sabiendo que tenía menos volumen de juego que su contrincante, apostaba a la presión en mitad de cancha y los pelotazos generalmente cruzados a la espalda de Jesús Robles.

 

 

A los 21 minutos y justamente por ese sector, Nicolás Báez de grandes reflejos tuvo que jugarse la ropa yendo al piso ante Asención.

Antes de esa jugada una acción que parecía estar controlada por la defensa terminó en una sorpresiva media vuelta de Luis Juárez que fue un llamado de atención.

Cuando promediaba la primera mitad un golpe sin pelota de Manuel Sosa a Ciarniello en el vértice del área pareció facilitarle todo a Independiente, ya que se tuvo que ir al vestuario tempranamente al ver la tarjeta roja.

En un nuevo contragolpe de la visita, Luciano Brosso pudo conectar el cabezazo en el área y de atropellada casi Maximiliano Andrade conquista el que parecía ser un inmerecido empate.

Independiente ya contaba con Enzo Vértiz en cancha en lugar del lesionado Santiago Giuntini (se fue quejándose de su aductor) cuando quien le dio la victoria en el partido de ida le puso un buen pase al vacío a Abdala a los 39 minutos. Abdala dominó la pelota en el vértice derecho del área grande y no dudo un instante en sacar un remate fuerte, rasante y cruzado que se incrustó en la base del palo opuesto de Rando, convirtiéndose en el segundo gol del “albo”.

 

 

Cuando parecía que la ventaja conseguida de local, teniendo en cuenta el 2 a 1 de la ida, iba a ser más que suficiente para que Independiente pudiera ir cerrando la historia, una corrida por la derecha de Riveira Romero encontró una torpeza de Ciarniello, quien lo bajó dentro del área y al juez Alejandro Krieger no le quedó otra que pitar un penal que aprovechó Brosso para marcar el descuento y darle emoción al complemento.

Antes de ir al descanso Brian Cortadi se perdió el tercero por no poder dominar correctamente la pelota en un ataque más que prometedor y luego Báez, que poco tuvo que intervenir en toda la tarde, mostró seguridad al descolgar y atenazar un tiro libre que inexorablemente se dirigía hacia su ángulo derecho.

En la reanudación luego del descanso pocas jugadas de peligro inquietaron a los porteros, pero el protagonista siempre era Independiente. Un remate de Vértiz que se fue desviado, otro de Abdala que quiso picar la pelota pero careció de precisión y un centro pasado que César Espende bajó de cabeza y Cortadi, de tanto acomodarse, terminó perdiendo la brújula del arco y definió afuera.

 

 

A los 21 minutos el recién ingresado David Moreno tuvo dos chances clarísimas en cuestión de segundos. Primero encarando por el sector derecho dejó atrás a su marcador y al momento de enfrentar al arquero remató completamente desviado. Y después deshaciéndose del uno con su gambeta hacia afuera para luego hacer rebotar la pelota en la base del palo derecho.

Independiente perdió fineza en los pases y le terminó cediendo un protagonismo involuntario a Banfield, que a fuerza de vergüenza deportiva y empuje con lo que le quedaba, inquietaba una y otra vez aunque sin profundidad.

Hasta que a los 30 minutos en una muy buena jugada con mucho recorrido Fernando Guiñazú fue llevándose la pelota hasta dentro del área, sector en el que encontró a Espende (impecable hasta allí en cada quite y en cada entrega) quien le cometió penal. Otra vez fue Brosso el encargado de ejecutar la pena máxima y tampoco falló en esta oportunidad, decretando un empate que pocos veían posible pero que era una realidad.

 

 

Enseguida intentó el “chimango” desnivelar y ni Moreno, ni Ciarniello, ni Cortadi, consiguieron la justeza necesaria para poder marcar el tercero.

A los 40 minutos fue el incansable Hidalgo quien de sombrerito se quitó al portero de encima pero no fue preciso con su pierna zurda al momento de definir.

Banfield también tuvo la suya cerca del epílogo cuando Brosso dejó en el camino a Roque con un enganche y eligió el primer palo para que la pelota se perdiera muy pero muy cerca ante la atenta pero inútil mirada de Báez.

 

 

Luego vinieron las expulsiones de Vértiz por doble amonestación y de Moreno para que Independiente terminara el cotejo con uno menos que su rival, que a los 48 minutos contó con la última chance de peligro cuando Guiñazú pudo sacar una mediavuelta que si bien se perdió lejos del arco, asustó a más de uno.

Sin tiempo para la hazaña visitante, el equipo del sorprendente Damián García pudo festejar la clasificación a la siguiente ronda y deberá esperar hasta el martes para saber si su rival será Huracán (todo hace prever que sí) o Puerto Comercial, ambos de Ingeniero White, en un nuevo capítulo de este Federal C que lo tiene haciendo historia.

 

Crónica y fotos: Gabriel Piacquadío