Noticias destacadas

|

Misterio e impunidad: se cumplen 30 Años del crimen de Cristina Rodríguez

 

Se cumplen 30 años de misterio, impunidad, silencio, de la muerte de Cristina de los Ángeles Rodríguez ocurrida el 26 de mayo de 1987. Compartiremos lo que Caynet publicaba hace 10 años. Una carta de su madre Susana Castillo. Tras años de burocracia judicial, la causa está cerrada y los culpables libres. Para que no vuelva ocurrir es que la recordamos. El olvido es la peor de las injusticias.

Carta de su mamá

Yo era igual que vos, ¿sabés?. Una adolescente de 19 años, caminaba las veredas soleadas, con lluvia, frío, recorría las mismas calles que vos para llegar a la escuela, porque quería estudiar, hacer una profesión, superarme.

Porque tenía sueños, proyectos igual que vos, quera recibirme y así poder ayudar a mi familia, era el sueño más grande que tenía, siempre se lo decía a mi mamá.

Soñaba como vos, poder trabajar, tener una familia, hijos... Mi mochila cargada de sueños se esfumó... el 26 de mayo de 1987, un día antes de mi cumpleaños, yo iba hacia mi casa y nunca pude llegar... porque ellos se cruzaron en mi camino y a golpes me quitaron la vida.

Todos mis sueñoos y proyectos murieron conmigo, quedaron en las manos de los asesinos, y ya nada volvió a ser igual...

Mi mamá se quedó esperándome y sólo le entregaron mi cuerpo sin vida y aún hoy a 20 años de mi muerte sigue esperando JUSTICIA, quizás la de Dios, porque la de los hombres, evidentemente con dinero se compra o se disfraza....

Susana Castillo


 

En tanto que Ecos Diarios se refería al caso hace unos días:

 

Ya casi han pasado 30 años y el misterio todavía envuelve la trágica muerte de la joven Cristina de los Angeles Rodríguez.
La chica de 18 años que apareció muerta en un terreno baldío, en la ciudad de San Cayetano, el 26 de mayo de 1987.
En un primer momento la causa fue caratulada "muerte natural”, pero luego surgieron algunos indicios que obligaron a recaratular el sumario como "muerte dudosa”.
El cuerpo de la joven fue encontrado por un policía que la mañana del 26 de mayo se dirigía hacia la comisaría para tomar su servicio. El médico de policía determinó que la joven había sufrido un paro cardiorespiratorio de causa desconocida.
Recién 14 años más tarde, en diciembre de 2001, se realizó una nueva autopsia. El cuerpo fue exhumado y se constató que tenía un fuerte golpe en la base del cráneo.
Una de las pocas hipótesis analizadas fue la posibilidad de que la joven haya sido trasladada sin vida por al menos dos personas hasta el lugar donde se la encontró. Esta teoría se basó en la posición en la que fue encontrado el cuerpo y cómo se encontraba ubicada su ropa. 
La joven, que al día siguiente de su muerte iba a cumplir 19 años, tenía un golpe en la mandíbula izquierda, un pequeño hematoma en la frente y den la parte inferior del labio superior, una herida aparentemente provocada por la dentadura.
Tras más de 15 años sin nuevos indicios, la investigación aparece tan estancada como al principio. Tal vez por eso alguna vez la prensa calificó este trágico hecho como el "Crimen perfecto”