Deportes

|

Independiente 2 - Sportivo 1: Lo dio vuelta y festejó

 

 

Independiente (San Cayetano) 2

Sportivo (San Cayetano) 1

1 – Franco Costanzo

1 – Darío Aranguren (Capitán)

2 – Fausto Santini

2 – Mario Aguilera

3 – Iván Smoulenar

3 – Cristian Alvarez

4 – Gabriel Darroquy (Capitán)

4 – Ever Peña

5 – Fernando Galván

5 – Víctor Gorrassi

6 – César Espende

6 – Yannick Minka

7 – Lucas Muñoz

7 – Nicolás Baigorria

8 – Maximiliano Ciarniello

8 – Marcelo Romero

9 – Brian Cortadi

9 – Blas Amoroso

10 – Santiago Giuntini

10 – Pablo Trejo

11 – Matías Aranda

11 – Julián Pringles

DT: Damián García

DT: Juan Carlos Bruno

12 – Leonardo Serén

12 – Simón Alarcón

13 – Martín Sosa

13 – Darío Narváez

14 – Ricardo Azurmendi

14 – Diego D’Alleva

15 – Jonathan Suhit

15 – Agustín Reynoso

16 – David Moreno

16 – Leonel Graziano

 

Arbitro: Javier Lacasagne

 

Goles:

PT: 30’ Minka (S) y 43’ Darroquy (I).

ST: 30’ Ciarniello (I).

 

Amonestados: 26’ Trejo (S), 31’ Peña (S), 32’ Aranguren (S), 33’ Galván (I), 35’ Cortadi (I) y 79’ Narváez (S).

 

Expulsados: 44’ Baigorria (S) y Santini (I).

 

Cambios:

55’ Moreno x Aranda (I)

57’ Suhit x Muñoz (I) y Reynoso x Romero (S)

67’ D’Alleva x Amoroso (S)

76’ Narváez x Alvarez (S)

85’ Sosa x Giuntini (I)

 

Reserva:

Independiente 0 – Sportivo 2

Goles de Tomás Thomassen y Federico Bernardi.

 

Sexta:

Independiente 0 – Sportivo 1

Gol de Lautaro Castañares.

 

 

En un clásico otoñal deslucido por el nivel futbolístico que mostraron ambos conjuntos sancayetanenses, Independiente haciendo de local se llevó los tres puntos al vencer a Sportivo 2 a 1 con tantos de Gabriel Darroquy y Maximiliano Ciarniello, mientras que Yannick Minka marcó el gol visitante.

El conjunto “chimango” no ganó por haber hecho más que su rival, sino porque el “albirrojo” hizo menos en los noventa minutos de juego. Exceptuando algunos pasajes en los que el golpe por golpe le sumó pizcas de emotividad, casi nunca se vio un despliegue de virtudes, sino más bien mucho nerviosismo ante una eventual caída y demasiada pierna fuerte, que se reflejó en dos expulsiones antes de que finalizara el primer tiempo.

 

 

Con planteos tácticos similares arrancaron el encuentro, intentando ambos buscar conexiones por abajo y no recurrir al pelotazo, pero una presión constante en mitad de cancha y poco espacio para la maniobra hizo que se viera más fricción que generación de futbol.

Independiente a cuentagotas era quien conseguía algo de claridad en ofensiva, principalmente cuando la pelota pasaba por Santiago Giuntini y con las subidas de Darroquy por el sector derecho.

Brian Cortadi tuvo una posibilidad de abrir el marcador al recibir un pase cuchareado por encima de los centrales de Giuntini pero no logró definir con precisión.

 

 

Poco después Ciarniello, que poco participó en el juego pero terminó siendo decisivo, remató desde el ángulo de área grande para que Darío Aranguren, esforzándose, se ganara los aplausos de toda la parcialidad visitante.

A los 18 minutos Cortadi corrió una pelota por derecha y con poco ángulo remató hacia el medio, lo que provocó que el arquero diera un rebote alto que le quedó servido a Lucas Muñoz. Este eligió el lugar donde ubicar la pelota y en el camino hacia el arco terminó rebotando en una barrera ocasional de la defensa de Sportivo que pareció utilizar su mano para no ser vulnerada. Lacasagne no pitó nada y el juego continuó más allá de la airada protesta local.

El juego se hizo cada vez menos vistoso y poco sucedió en los minutos siguientes hasta que a los treinta un córner ejecutado por Julián Pringles desde la izquierda fue peinado en el primer palo por Ever Peña para que aprovechara Minka (dejando en el camino a Fernando Galván) entrando por el segundo y de cabeza marcara el primer gol del partido.

 

 

Sin merecerlo Sportivo se había puesto en ventaja y el envión anímico de este tanto pudo haber cambiado el desarrollo del juego pero el local no se desmoronó sino que siguió buscando con sus formas.

Enseguida tuvo la chance del empate en la cabeza de Matías Aranda quien intentó aprovechar un momento de confusión (había dos pelotas en la cancha) ensayando una palomita en el borde del área chica.

La recompensa por haber sido el que más y mejor lo buscó llegó a los 43 minutos cuando Cortadi disparó entrando al área y tras un rebote el balón cayó en los pies del capitán del “albo” para que este se acomodara y eligiera el segundo palo, que fue donde se infló la red y las gargantas que explotaron con el empate.

 

 

A continuación lo que empezó con una discusión entre Franco Costanzo y Blas Amoroso prosiguió con unos empellones entre Fausto Santini y Nicolás Baigorria que culminó de la peor manera: agresión del delantero y expulsión para ambos.

La tarde rápidamente fue mostrando su gélida cara y el nivel futbolístico, lejos de aumentar en la segunda mitad, decayó aún más.

A los diez minutos en una jugada aislada Pablo Trejo pudo sacar un centro interesantísimo desde el sector izquierdo que no fue aprovechado ni por Amoroso ni por Gorrassi.

Luego el pelotazo, la búsqueda sin sentido y el prestarse la pelota una y otra vez fue el común denominador de lo que se vio a continuación. Ni siquiera los cambios parecían levantar el nivel de lo que mostraban los futbolistas.

Independiente se acomodó mejor defensivamente con la entrada de Jonathan Suhit para ocupar la zaga central junto a César Espende.

 

 

Ya cumplidos los 30 minutos se armó una contra que encontró a tres atacantes del “chimango” mano a mano con tres defensores “albirrojos”. Cortadi fue quien inició las acciones, buscando al potente David Moreno quien envió un centro para que Ciarniello acomodara su cuerpo y buscara no el arco, sino el ángulo y allí y con extrema precisión ubicó la pelota en lo que fue un golazo de otro partido.

A Sportivo le quedaba su amor propio y con eso fue en busca del empate, pero no era la tarde de Pringles ni de Trejo y sin sus delanteros titulares en cancha (Fuhr no jugó por lesión) no tuvo efectividad.

 

 

Sí contó con un par de ocasiones, como un cabezazo sin dirección de Diego D’Alleva en soledad en el punto del penal, un remate de Víctor Gorrassi que con suma eficiencia salvó Espende y una nueva ocasión de Gorrassi con el tiempo casi cumplido que se perdió lejos del arco de Costanzo.

 

 

Independiente, más allá de una corrida de Moreno que complicó con su zurdazo más de lo que parecía a Aranguren, no contó con otras chances de aumentar el marcador. Pero no lo necesitó tampoco y así se fue diluyendo el tercer clásico del 2017 (primero por la Liga Necochea) que si bien tuvo tres goles, poco ofreció a los espectadores que en una tarde verdaderamente fría se dieron cita en el Juan Bautista Marlats.

 

 

Crónica y fotos: Gabriel Piacquadío