Policiales

|

Condenado por abusar de una persona discapacitada

 

El Tribunal Criminal Nº 1 condenó ayer a un vecino de San Cayetano a la pena de nueve años y seis meses de prisión, tras ser hallado responsable de abusar sexualmente en la vecina ciudad a una persona mayor de edad con discapacidad mental y motriz.
El fallo de los jueces Luciana Irigoyen Testa (presidenta), Mariana Giménez y Carlos Herrera fue unánime y se conoció ayer al mediodía en el recinto de Justicia de calles 87 y 6, de la Villa Díaz Vélez.
Al cierre de la audiencia, el sentenciado Carlos Alberto Lay (69) fue detenido por el personal policial que cubrió la seguridad en el Tribunal y quedó alojado en una dependencia local, hasta que se disponga el traslado a la Unidad Penal Nº 15, de Batán, indicaron voceros judiciales.
En la audiencia de alegatos, la Fiscalía había solicitado 10 años de prisión para el hombre acusado del delito de "abuso sexual con acceso carnal” en perjuicio de una vecina sancayetanense con discapacidad mental y motriz, insana, que vivía sola.
Los hechos investigados y que se ventilaron durante el desarrollo del juicio oral en el Tribunal Criminal Nº 1 que terminó ayer, ocurrieron en San Cayetano entre enero 2013 y marzo del 2014.
El imputado en su momento, hoy condenado en primera instancia por la Justicia, ocupaba un departamento en la parte trasera de la vivienda de la víctima. 
Tras conocerse la denuncia en la Estación de Policía Comunal de San Cayetano, se inició una investigación conjunta entre la Policía y la Fiscalía especializada en delitos contra la integridad sexual de las personas, a cargo de Eduardo Núñez.
Se cerró el debate
Con la decisión de los jueces Luciana Irigoyen Testa, Mariana Giménez y Carlos Herrera, se cerró ayer el juicio oral por otro caso de "abuso sexual con acceso carnal”.
Durante los últimos días se desarrolló la etapa de presentación de prueba oral por parte de la Fiscalía y la Defensoría Oficial. Se oyeron varios testimonios en la sala de debates del Tribunal Criminal y se dictó sentencia condenatoria.  
La víctima, mayor de edad y discapacitada, declaró a través del sistema de Cámara Gesell y brindó un pormenorizado detalle de lo sucedido entre enero de 2013 y marzo de 2014, en la vecina ciudad de San Cayetano.
Al momento de pedir la pena de 10 años de cárcel para Carlos Lay, el fiscal Núñez entendió que con los elementos probatorios colectados en la etapa de instrucción, los hechos denunciados quedaron debidamente acreditados en el desarrollo del juicio oral.
Posible apelación
Una posición diferente adoptó en su alegato la defensora oficial Laura Barbafina, quien representó legalmente a Carlos Lay, y consideró que el acusado debía ser absuelto de culpa y cargo. 
Tras leer los fundamentos del dictamen de los jueces, la Defensoría Oficial, seguramente, apelará la medida ante el Tribunal de Casación bonaerense, donde se analizará el fallo de la Justicia necochense. 
Fuente: Ecos Diarios Necochea