Deportes

|

Independiente 4 - Villa Diaz Velez 1: Te pega y te demuele

 

 

Independiente (San Cayetano) 4

Villa Díaz Vélez (Necochea) 1

1 – Franco Costanzo

1 – Maximiliano Tubino

2 – Diego Alvarez

2 – Juan Ramírez Chiara

3 – Iván Smoulenar

3 – Federico Bencsecz

4 – Gabriel Darroquy (Capitán)

4 – Franco Morales

5 – Fernando Galván

5 – Gastón Aued (Capitán)

6 – César Espende

6 – Federico Montes

7 – Martín Sosa

7 – Martín Irazu

8 – José Flores

8 – Joaquín Repetto

9 – Brian Cortadi

9 – Adrián Larsen

10 – Matías Aranda

10 – Gonzalo Moralez

11 – David Moreno

11 – Wálter Alberti

DT: Damián García

DT: Alejandro Barberón

12 – Milton Umeres

12 – Valentín Campana

13 – Jonathan Suhit

15 – Luciano Wilgenhoff

14 – Lucas Muñoz

16 – Nicolás Anzoátegui

15 – Emiliano Llanos

 

16 – Agustín Montenegro

 

 

Arbitro: Javier Lacasagne

 

Goles:

PT: 14’ y 15’ Moreno (I), 18’ Bencsecz (V) y 37’ Flores (I).

ST: 40’ Aranda (I).

 

Amonestados: 66’ Ramírez Chiara y 84’ Tubino (V).

 

Expulsados: No hubo.

 

Cambios:

45’ Anzoátegui x Moralez y Wilgenhoff x Repetto (V)

78’ Suhit x Flores (I)

84’ Llanos x Cortadi (I)

87’ Montenegro x Sosa (I)

 

 

Independiente (al menos momentáneamente) alcanzó la máxima colocación en la tabla de posiciones al ganarle hoy a Villa Díaz Vélez goleándolo por 4 a 1 en el Juan Bautista Marlats, cumpliendo con el partido postergado de la primera fecha de la Liga Necochea de Fútbol.

En condiciones atípicas el conjunto de Damián García debía hacerse presente en su estadio para enfrentarse al conjunto necochense. Lo eran porque el apuro por ir tachando asteriscos antes del comienzo de la etapa de interzonales hizo que los dirigentes de la liga anunciaran que este encuentro se jugaría en la tarde de hoy hace menos de 24 horas. El marco de público no era el acostumbrado domingo tras domingo y eso era algo previsible.

 

 

Algunos cambios se vieron de entrada en la formación de Independiente respecto al último partido, como la vuelta de Iván Smoulenar en la posición de lateral por izquierda, Martín Sosa en el mediocampo y Brian Cortadi en la delantera.

Justamente fue Cortadi el protagonista de la primera ocasión de peligro ni bien comenzado el cotejo al no poder conectar de cabeza un muy buen centro desde la derecha.

En los siguientes minutos poco sucedió ya que ambos contendientes median sus fuerzas sin poder predominar en el campo contrario. Hasta que el local, a fuerza de buena circulación y explotando las espaldas del lateral derecho comenzó a imponer su juego, haciéndose ancho y profundo.

 

 

De esta manera se produjo la apertura del marcador cuando Matías Aranda desbordó por el sector derecho y envió un centro pasado que, luego de superar la estirada del arquero, fue conectado por Iván Moreno y desató la alegría de la fiel hinchada local.

Se dice que quien pega primero pega dos veces y en la fría tarde de miércoles fue muy cierto no solo porque al “naranja” le complicó sus planes, sino porque un minuto más tarde Moreno esforzándose consiguió el segundo gol al cabecear solo en el segundo palo otro centro, esta vez desde el sector opuesto y enviado por Smoulenar.

 

 

La visita, con la necesidad de buscar el descuento, se vio necesitada de ganar protagonismo. Ya había avisado que su mayor peligro en el área vendría a través de centros aéreos, como cuando tras un mal despeje de un jugador “chimango”, Federico Montes se zambulló de palomita en el área chica y por centímetros no logro impactar una pelota a la que Costanzo le hubiera sido imposible alcanzar.

A los 18 minutos otro centro desde el sector derecho fue peleado en las alturas entre Gabriel Darroquy y Adrián Larsen, con la buena fortuna para el conjunto necochense de que le cayera la pelota a Federico Bencsecz. Este no tuvo más que elegir donde definir y así descontar en el marcador, poniéndole un poco más de emoción al resto de la primera mitad.

Independiente, con buen tino, siguió buscando con la fórmula que más réditos le daba, explotando el lateral derecho entre Aranda y José Flores, que marcaban diferencias.

A diez del final fue Aranda quien pareció buscar pase en su carrera hacia el área y aprovechó la distracción del rival para ejecutar un remate a tres dedos que se elevó muy poco por sobre el travesaño.

 

 

Segundos más tarde en una nueva incursión ofensiva Smoulenar pudo sacar un centro que, sin que nadie pudiera despejarla, recorrió toda el área y en el segundo palo encontró a Flores para sellar su buena tarde con un pase a la red que decretó una diferencia merecida de dos goles ante un rival poco ambicioso.

El mismo Flores tuvo la posibilidad del cuarto pero al enfrentar al inseguro portero Maximiliano Tubino quiso definir por arriba de su cuerpo infructuosamente.

 

 

Así se fueron al descanso y en la reanudación de las acciones el DT Alejandro Barberón quiso dar un golpe de timón haciendo dos cambios de media cancha hacia adelante. Si bien el juvenil Luciano Wilgenhoff demostró tener habilidad y desparpajo como para conducir a su equipo, le faltó continuidad y más que nada compañía en ataque. También hizo un enroque de defensores al pasar a Franco Morales a la banda izquierda y a Bencsecz a la derecha y adelantándolo al sector de volantes. Al no traer más suplentes las cartas estaban echadas.

Otra vez a poco de comenzadas las acciones fue el “albo” quien estuvo cerca del arco rival al bajarle una pelota Cortadi a Martín Sosa para que éste rematara de primera y por arriba del horizontal desde la medialuna del área grande.

Las ocasiones del peligro escaseaban cada vez más y la tarde iba cayendo en la intrascendencia de un partido que parecía definido desde hacía rato.

De contraataque lo tuvo Moreno a pase de Cortadi pero al momento de su definición, ya apareado por el defensor Juan Ramírez Chiara, careció de puntería.

 

 

A los 15 minutos Flores amagó una y otra vez pero nunca se decidió a rematar al arco y terminó chocando con una muralla de rivales. En la continuidad de las acciones la pelota le llegó a Cortadi pero su definición débil de cabeza fue atenazada por el arquero.

Mientras promediaba el complemento el “naranja” se acercó con peligro casi por única vez cuando tras un tiro libre desde el sector derecho Nicolás Anzoátegui conectó un cabezazo que impactó el travesaño de Costanzo y se perdió.

 

 

La frutilla del postre fue obra de Aranda quien al recibir un centro medido de Darroquy impactó la pelota con una volea precisa que furibundamente fue a parar al fondo del arco ante la estéril estirada del arquero de Villa Díaz Vélez.

Si bien pudo haber sido aun mayor la goleada si el portero no le ganaba a puro reflejos un mano a mano al mismo Aranda dos minutos después, el resultado era el que necesitaba Independiente para trepar a lo más alto de la tabla de posiciones por sobre Villa del Parque y Rivadavia (con el agregado de ser por lejos en conjunto más goleador) y lo consiguió jugando convincentemente.

 

 

Crónica y Fotos: Gabriel Piacquadío