Noticias destacadas

|

La Comisión Provincial por la Memoria denuncia graves violaciones de derechos humanos en San Cayetano

La Comisión Provincial por la Memoria envió una correspondencia dirigida a la Presidente del Honorable Concejo Deliberante de San Cayetano para solicitarle intervención ante quien corresponda por el accionar de personal de la Estación de Policía y del Comando de Prevención Rural en un operativo desarrollado en el mes de abril de 2017.

Allí se aprehendió a pescadores oriundos de Pehuajó que trasmallaban una laguna y se les incautaron 2.500 kilogramos de pejerrey. Según lo expresado en la carta enviada por el organismo provincial, durante el procedimiento, los uniformados habrían cometido atropellos contra losderechos de los imputados.

 

 

 

 

Sra. Presidenta

Del Honorable Concejo Deliberante de San Cayetano

Ana Paula Mancino.

Dirigimos a Usted la presente, en el marco de las tareas desarrolladas por esta Comisión Provincial por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires, a efecto de expresar nuestra profunda preocupación por las graves violaciones de derechos humanos ocurridas en el Municipio de San Cayetano.

Este organismo público autárquico, cumple con las funciones de mecanismo local preexistente de prevención de la tortura, conforme las previsiones de la ley nacional 26.827 y el Protdcolo Facultativo a la Convencion contra la Tortura de ONU.

El día 19 de Abril del corriente siendo aproximadamente las 04.30/05.00 hs, mientras circulaban por el "Camino Real" desde el Balneario San Cayetano hacia Cristiano Muerto -R.P 72- los Sres. Zuccari Cristian Marcelo, Zuccari Santiago Sebastián y Córdoba Guillermo David, oriundos del partido Bonaerense de Pehuajó, fueron violentamente interceptados por Oficiales pertenecientes al Comando de Prevención Rural de San Cayetano y Jefatura Departamental, obligados a descender del vehículo en el que transitaban y a tirarse al suelomientras eran apuntados con armas largas.

Una vez reducidos y esposados fueron salvajemente golpeados por los Agentes intervinientes en el Operativo, quienes les propinaron golpes de puño en sus cabezas, y patadas en la cara, las costillas, y el abdomen, mientras los amenazaban constantemente de muerte gritándoles: "bajate que te mato, bajate que te mato"; "te vamos a matar, te vamos a matar, no vengas más acá, te vamos a matar"; "no vengas nunca más acá hijo de puta por que los vamos a matar, estoy yo a cargo acá hijo de mil puta, te voy a matar a tu señora, voy a matar a tus hijos, voy a matar a tu familia", "estoy yo a cargo acá, y te voy a matar a todos, voy a ir de civil a Pehuajó los voy a matar a todos"; -entre otras amenazas e insultos-.

Durante estas sesiones de golpizas, utilizando un arreador de ganado eléctrico -picana que se utiliza para descargar choques eléctricos sobre el ganado- les realizaron descargas en diferentes partes del cuerpo de manera reiterada.

Después dispararon una escopeta a cada lado de la cabeza de uno de los referidos, quien sintió el impacto de la tierra que desprendió el disparo y quedó sordo y desorientado por un largo rato. Esta maniobra y el profundo terror que genera de modo directo y oblicuo puede ser reconocida como "simulacro de fusilamiento".

Así los mantuvieron a la vera del camino, sobre una zanja, tirados en el piso, boca abajo, esposados, durante más de tres horas. Golpeándolos una y otra vez, hasta que se hizo de día.

Con posterioridad fueron trasladados a la Comisaría de San Cayetano y obligados a arrodillarse en un patio contra una pared donde arrojándoles agua fria con un balde, les "limpiaron" los rostros con un trapo de piso mientras entre risas decían "este es el trapo de piso con el que limpiaste la mierda no? Toda la meada?" (sic).

Según se desprende del comunicado oficial emitido por la Policía, durante el operativo habrían intervenido:

  • El Crio. Campo Pablo

  • El OSA Lescano César.

  • El Teniente Arias Luciano

  • El OP Renz Leandra.

  • El Subcrio. Nacarro Marcos

  • El Capitán Sarasola Roberto.

  • El Capitán Basualdo Oscar

  • El OI Cardozo Nicolás Ezequiel.

Los hechos descriptos se encuentran subsumidos en el tipo delictual previsto en el Art. 144 ter del Código Penal de la Nación y su comisión activa dolosa resulta prima facie imputable a los agentes estatales individualizados. Los graves sufrimientos físicos y psíquicos irrogados a las víctimas constituyen, asimismo, el resultado lesivo típico del delito de torturas.

La gravedad institucional que la situación descripta conlleva, trasciende los intereses de las víctimas involucradas y se proyecta sobre la población en general, atentando contra el correcto ejercicio de la función pública con el consiguiente quebranto del interés de la administración y de la confianza de los ciudadanos en el desempeño de estas actividades conforme a la legalidad.

Es por eso que cursamos la presente en su carácter de Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Concejo Deliberante de San Cayetano, alertándolo sobre la comisión de estos ilícitos de gravísima entidad por parte del personal Policial que se desempeña en la órbita territorial del municipio, y que traducen una grosera violación a los Derechos Humanos de Ciudadanos de ésta Provincia, requiriéndole haga lo que esté a su alcance e interceda por ante quien corresponda para garantizar que hechos como los descriptos no vuelvan a suceder en el Municipio de San Cayetano.

Asimismo, convoque a los afectados al ámbito del Concejo Deliberante para que puedan narrarle en primera persona y de modo completo y exhaustivo lo sucedido.

Quedando a su entera disposición para coordinar estrategias de acción en clave de garantizar el respeto irrestricto de los Derechos Humanos, lo saludamos atentamente.